Alemania y Francia tienen claro que la vacuna del COVID-19 más segura para los menores de 30 años es la de Pfizer.

La Comisión Permanente de Vacunación (STIKO) de Alemania recomendó que los menores de 30 años sean vacunados contra el COVID-19 solamente con la vacuna de Pfizer/BioNTech, descartando a la vacuna Moderna que conlleva un riesgo de miocarditis en ese sector de la población.

La vacunación con Moderna ha causado una inflamación “principalmente benigna” del músculo cardíaco y del pericardio en mujeres y hombres menores de 30 años. Sin embargo, este riesgo no existe en personas mayores de 30 años.

La comisión también recomienda que las mujeres embarazadas se vacunen sólo con Pfizer/BioNTech.

Francia también descarta Moderna para los jóvenes

La recomendación alemana viene de una recomendación emitida por las autoridades sanitarias de Francia, después de que un estudio a nivel nacional confirmara un leve riesgo de inflamación cardíaca asociada con las vacunas de ARN mensajero, la tecnología usada por Pfizer y Moderna.

El estudio de Epi-Phare, un grupo de investigación de seguridad de medicamentos independiente que trabaja en estrecha colaboración con el gobierno francés

Observó a todas las personas en Francia de 12 a 50 años que fueron hospitalizadas por miocarditis (inflamación del músculo cardíaco) o pericarditis (inflamación del tejido que rodea el corazón) entre el 15 de mayo y el 31 de agosto de este año.

El riesgo, aunque bajo, es mayor en hombres menores de 30 años y particularmente después de una segunda dosis de la vacuna Moderna, que el estudio encontró posiblemente responsable de unos 132 casos de miocarditis por millón de dosis administradas.