La razón de esta afirmación radica en que desde la Asociación Española de Fabricantes de Mascarillas (OESP) creen que la población seguirá utilizándola en exteriores “porque aporta sensación de seguridad”, ha explicado el presidente de la organización, Francisco Sánchez, en conversación con Invertia.

Sánchez pone ejemplos de otros países europeos que ya han eliminado la obligatoriedad de llevar mascarilla en espacios al aire libre. “La gente sigue usándola porque percibe cierto riesgo”, ha continuado.

Por esta razón, desde la asociación “no prevemos un descenso abrupto de las ventas, aunque no podemos confirmar qué pasará”, ha señalado Sánchez.

“Dependerá de cómo vaya evolucionando la pandemia. Si la evolución es favorable, la población ganará confianza y comenzará a quitarse la mascarilla, pero no tiene tanto que ver con la obligatoriedad o no de su uso”, ha añadido el presidente de OESP.

Intereses de la medida

Además, que la mascarilla deje de ser obligatoria en exteriores a partir del 26 de junio “tiene detrás muchos intereses”. Por un lado, Sánchez califica esta medida de es “política”. “Se vende como una victoria, pero hay que tener cuidado”. Por otro lado, “hay una corriente económica, porque hay que ayudar al turismo”.

A pesar de que los fabricantes prevean que el impacto inicial de eliminar esta medida de protección en exteriores no sea muy elevado, Sánchez reconoce que “no ayuda al sector. Hay que ser honestos”.

Cifras 

Según los datos facilitados por la consultora Iqvia, en mayo las ventas de las mascarillas alcanzaron un valor de 48,5 millones de euros, frente a los 58,7 millones de abril.

Si comparamos las cifras de mayo con el mes de enero, la caída ha sido aún mayor: un 48% menos. El primer mes de 2021, las farmacias facturaron 94 millones de euros por las ventas de mascarillas.

Además, mayo de 2021 es el segundo mes de lo que llevamos de pandemia que menos ventas de mascarillas se han registrado. El primero fue en agosto, cuando los ingresos de las farmacias por estos productos fueron de 45,6 millones.