La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha confirmado la eliminación de las mascarillas en interiores a partir del 20 de abril. 

La medida tendrá algunas excepciones en la que  se mantiene la obligatoriedad del uso, como en: en transportes públicos, centros sanitarios y sociosanitarios (residencias) para trabajadores y visitas. 

También tendrán que seguir llevándola las personas con síntomas leves de covid.

Asimismo, la ministra ha señalado que la ley no impondrá la mascarilla en empresas privadas, serán los servicios de prevención de riesgos laborales de cada empresa los que tendrán que tomar la decisión en cada caso.

Los detalles vendrán concretados en el decreto que se publicará el 20 de abril.