El fin de la obligatoriedad de la mascarilla en exteriores supondrá también cambios en los protocolos de los colegios.

A partir del jueves, 8,2 millones de niños y jóvenes no tendrán que llevar esta protección cuando se encuentren en el patio, siempre que pueda mantener la distancia de seguridad de 1,5 metros.

Los escolares españoles vivirán el primer alivio de las estrictas restricciones que se decretaron después de que volvieran a las aulas en septiembre de 2020 tras el confinamiento de la primavera de ese año. En estos últimos 16 meses, los estudiantes han llevado mascarilla tanto en las aulas como en los patios, además de recibir clase con las ventanas abiertas o de encuadrarse en grupos burbuja, sin apenas contacto con el resto de los compañeros.

El Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas confirmaron este lunes casi por unanimidad, con la única abstención del País Vasco, la eliminación de la obligación en exteriores de este elemento de protección.

Solo tres días después de declarar la obligatoriedad de la mascarilla en exteriores

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, anunciaba la supresión de esta medida.  Solo tres días después de que el Congreso de los Diputados aprobara, en una polémica votación, convalidar el decreto que permitía prolongar esta medida.